Oferta de verano

Obtenga su permiso de conducir internacional 62% de descuento

Paquete IDP de 3 años para $  $

Czechia flag

Permiso Internacional para Conducir en República Checa

Aplica para obtener un PIC
Obtenga su IDP impreso + copia digital por $49
El IDP digital se envía en máx. 2 horas
Czechia ilustración de fondo
idp-illustration
Aprobación instantánea
Proceso fácil y rápido
Válido de 1 a 3 años
Podrás conducir legalmente en el extranjero
Traducido en 12 idiomas
Reconocido en más de 150 países
Envío express a todo el mundo
  • Reconocido por su excelencia

    Avalado por Trustpilot

  • Chatea con nosotros en tiempo real 24/7

    Servicio al cliente

  • Te garantizamos la devolución de tu dinero durante un período de 3 años

    Solicita tu PIC con confianza

  • Reemplazos ilimitados

    Es gratis

Un PIC es esencial para conducir en determinados países

Conducir en el extranjero con un PIC

Un Permiso Internacional para Conducir (PIC), reconocido por las Naciones Unidas, certifica que eres el portador de una licencia de conducir valida emitida por tu país de origen.

Documentos necesarios para obtener un permiso internacional para conducir

Tu PIC es una forma de identificación válida en más de 150 países de todo el mundo y contiene tu nombre, foto y demás datos relevantes como conductor, traducidos a los 12 idiomas más hablados a nivel mundial.

¿Cómo obtener tu PIC?

01

Completa los formularios

Ten a la mano tu licencia de conducir y la dirección a la que debemos entregar tu PIC

02

Verifica tu documento de identidad

Adjunta imágenes de tu licencia de conducir

03

Recibe nuestra aprobación

¡Espera la confirmación y listo!

Solicita el tuyo ahora
cómo obtener un permiso internacional para conducir
curva en el auto

¿Puede un turista conducir en República Checa?

Sí, un turista puede conducir un vehículo alquilado en República Checa, siempre y cuando cuente con un Permiso Internacional para Conducir (PIC), según la Convención de Viena sobre la Circulación Vial, y con una licencia de conducir a su nombre emitida por tu país de origen.

Para obtener un PIC solo necesitas seguir estos pasos:

  1. Haz clic en el botón de "Aplica para obtener un PIC" en la esquina superior derecha de nuestra página web.
  2. A continuación, completa el formulario de solicitud.
  3. Adjunta los requisitos (foto tamaño pasaporte y copia de tu licencia de conducir).
  4. Paga la tarifa correspondiente al paquete seleccionado.

Por otra parte, podrás usarlo en más de 165 países. Algunos de ellos son:

  • Noruega
  • Italia
  • Eslovaquia
  • Reino Unido
  • Suiza
  • Alemania
  • Liechtenstein
  • Canadá
  • Otros países de la UE y países no comunitarios.

¿Pueden los estadounidenses conducir en República Checa?

Independientemente de que los estadounidenses posean una licencia de conducir de los EE. UU. en inglés, no todas las autoridades locales de tránsito en República Checa conocen bien el idioma. Por lo tanto, sigue siendo muy recomendable tener un PIC que acompañe la licencia durante tu viaje.

Es importante recordar que, tu licencia y tu PIC únicamente serán válidos durante tus primeros tres meses en el país. Si planeas quedarte y conducir por más tiempo, deberás obtener una licencia checa, inscribiéndote en una escuela de manejo, tomando un examen práctico y presentando tu permiso de residencia permanente.

¿Se puede conducir en la República Checa con una licencia del Reino Unido?

Sí, todos los Estados miembros de la Unión Europea pueden conducir dentro de cualquier municipio del país sin necesidad de un documento adicional.

Principales destinos turísticos en República Checa

Al encontrarse en el corazón de Europa Central, la República Checa es un país sin salida al mar que ha sido hábitat de celtas, tribus germánicas y eslavas. Desde el auge del Sacro Imperio Romano Germánico hasta ser una colonia de la Unión Soviética, pasando por el estado independiente de Checoslovaquia, hasta su separación pacífica de Eslovaquia en 1993, la República Checa ha soportado muchos dolores y fases de crecimiento. Ahora es una nación próspera que atrae a los viajeros que no se cansan de conocer su rica historia.

Aunque es más pequeño que sus países limítrofes, la República Checa, o Czechia, cuenta con una plétora de impresionantes castillos y monumentos, todos ellos procedentes de distintas épocas de la arquitectura. Al fin y al cabo, los mejores regalos vienen en empaques pequeños, ¿no es así? Así que ya es hora de que pises suelo checo y lo taches de tu lista de destinos por visitar. ¡Esto es lo que no puedes perderte durante tu viaje!

Praga

Seguro que ya has oído hablar de Praga, pero no sabes qué esperar de esta maravillosa capital de Chequia. Para empezar, Praga es una región de Bohemia y es la ciudad más grande de República Checa. Con más de 1,3 millones de habitantes, ocupa una gran parte de la población del país. Praga es el núcleo histórico del país, repleto de llamativos y coloridos edificios barrocos, iglesias de inspiración gótica y renacentista, y el monumental Reloj Astronómico de Praga.

La ciudad se ha ganado la etiqueta de ser una de las más visitadas de Europa y fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Adempas, si te gusta la vida nocturna, Praga es un buen lugar para tomar una cerveza fría y disfrutar de la deliciosa cocina local.

Český Krumlov

Galardonada con el título de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1992, esta ciudad del castillo cuenta con calles empedradas y un diseño bien conservado que seguramente te trasladará a la época medieval.

Telč

Situada en las tierras altas de Bohemia-Moravia, entre České Budějovice y Brno, Telč es una pequeña ciudad de cuento de hadas de tan solo 5.500 habitantes. También ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a sus castillos renacentistas y a sus coloridas casas, que dan color incluso a un día triste.

Brno

Brno es la segunda ciudad más grande de la República Checa, después de Praga, y es una ciudad donde viven muchos estudiantes por la cantidad de universidades prestigiosas que hay allí. También hay bares de cerveza locales, cafés y museos que se pueden disfrutar.

Olomouc

Esta ciudad barroca es la sexta más grande de la República Checa en la región de Moravia. Olomouc ha sido una de las ciudades más importantes del país durante siglos y alberga la monarquía checa. Si estás enganchado a los relojes astronómicos medievales, te encantará el que está construido en el ayuntamiento de la ciudad.

Por otra parte, Olomouc cuenta con vibrantes paises arquitectónicos, una próspera escena local de cerveza artesanal y su popular vino de Moravia. Sin duda alguna, tu itinerario checo no sería tan asombroso sin visitar Olomouc.

Plzeň (Pilsen)

Esta es otra ciudad que no deberías perderte, especialmente si te gusta la cerveza (la dorada Pilsner, en particular). Es la cuarta ciudad más grande de la República Checa, en el oeste de Bohemia, que merece la pena explorar porque, sencillamente, es maravillosa.

České Budějovice

Esta ciudad se encuentra en el cruce de los ríos Vltava y Malše y alberga otra cerveza de fama mundial, además de una hermosa arquitectura y paisajes. České Budějovice define una típica ciudad checa, que te da la bienvenida con su hospitalidad y las increíbles vistas de los establecimientos locales.

Reglas vitales para conducir en República Checa

Conducir en la República Checa te permitirá comprender con mayor cercanía el significado histórico y la inspiración detrás de cada estructura que podrás ver en el país.

Lo cierto es que sus reglas de circulación son similares a las de la mayoría de los países europeos, así que asegúrate de comprenderlas y respetarlas para evitar cualquier inconveniente con las autoridades locales.

No bebas y manejes

Mientras que algunos países de la UE permiten una cantidad sutil de contenido de alcohol en sangre (BAC) al conducir, la República Checa, en cambio, no permite ni siquiera un porcentaje muy bajo de alcohol en la sangre. Conducir bajo los efectos del alcohol es una de las principales causas de accidentes de tráfico en la República Checa en los últimos años, de modo que incumplir esta ley te traerá problemas con las autoridades y una posible multa de entre 900 y 1800 euros.

Nunca olvides que el consumo de alcohol y drogas se consideran delitos penales en la República Checa, por lo que si te detienen en estas condiciones, deberás someterte a una prueba con alcoholímetro o análisis de sangre. Si te niegas, las consecuencias podrían ser aún peores.

No uses tu teléfono mientras manejas

Conducir en la República Checa utilizando el teléfono móvil en la mano va en contra de la ley. Si los policías te pillan, te pueden multar con entre 50 y 90 euros.

En el caso de que debas hacer una llamada rápida mientras conduces, lo mejor es usar un dispositivo manos libres. Esto podría salvar tu vida y la de los demás pasajeros o conductores en la vía.

No conduzcas por encima del límite de velocidad

En la República Checa, el límite de velocidad viene de acuerdo con la vía por la que se conduce. Deberás mantener un límite de velocidad de 130 km/h en las autopistas, 50 km/h en las zonas urbanizadas y 90 km/h fuera de ellas. Si superas estos límites de velocidad, aunque sea por un poco, te pueden detener y deberás pagar una multa de entre 20 y 70 euros.

¿Necesito un Permiso Internacional para Conducir?

Responde esta encuesta y descubre si eres elegible, o no, para obtenerlo

Pregunta 1 de 3

¿Qué país emitió tu licencia de conducir?

¿Necesito un permiso internacional para conducir?

Con la confianza de miles de conductores desde 2018

Con la confianza de los clientes de:

Clientes de confianza de la Asociación Internacional de Conductores